Buff - Planet Earth

lunes, 26 de mayo de 2014

II Convivencia Forestal Youtubosque en Ezcaray

Los días 21 y 22 de Mayo el alumnos de 5º de Primaria del Colegio Salesianos Domingo Savio y de 3º y 4º ESO del Colegio Salesianos Los Boscos disfrutaron del merecido premio del II Concurso de Cortos Youtubosque. La Convivencia comenzó el miércoles en la Casa Forestal y Vivero de Ezcaray, en la carretera de Urdanta, a las 10 de la mañana. A pesar del mal tiempo se pudo llevar a cabo todo lo planteado, aprovechando los intervalos sin lluvia. Se presentó la actividad a los participantes y estos respondieron con una o dos palabras a la pregunta ¿qué es un bosque para tí?.

Durante la mañana, los chicos y chicas participantes se convirtieron en periodistas, en investigadores, y como tales tenían como misión enterarse de todo y, especialmente, de una pregunta que cada uno tenía, diferente a las de sus compañeros: ¿Qué tipos de bosques hay en el Alto Oja? ¿qué aprovechamientos tiene el monte? ¿de dónde se obtiene la semilla para el Vivero de Ezcaray? ¿Qué superficie se quemó en el incendio? ¿Qué medios se utilizaron para su extición?... Y a hasta 36 preguntas diferentes con las que poder indagar.

A continuación nos subimos al autobús para dirigirnos a visitar una parcela de monte de la aldea de Posadas que se quemó en los incendios de 2009. Felipe, el Guarda Mayor, nos contó qué pasó el día del incendio, cómo se intervino y comparamos la zona con las laderas sin quemar de los alrededores. Pudimos ver las actuaciones posteriores al incendio para favorecer la recuperación del bosque. Conforme avanzaba la visita, los alumnos iban haciendo preguntas concretas, tanto a Felipe como a Ángel, el otro guarda que nos acompañó. Les llamó mucho la atención pasar junto a un gran pino que todavía tiznaba, cinco años después. A partir de los incendios, se fue ampliando la perspectiva y se habló de los diferentes usos que tiene ahora el monte: la ganadería, la madera, la leña, la caza, la pesca, de los problemas actuales... Daba gusto oir a Felipe hablar con tanta pasión de su profesión y de los cambios del monte que él ha vivido en primera persona: 50 años de memoria del bosque del Alto Oja.


De regreso al Vivero, el resto de la mañana consistió en visitar sus instalaciones y conocer su funcionamiento, aprovechando los alumnos para atar los últimos cabos y responder a sus cuestiones particulares que hubieran quedado pendientes a lo largo de la jornada. Desde la semilla hasta el monte, los pequeños árboles siguen una serie de procesos y de cuidados para que estén en las mejores condiciones posibles de arraigarse y repoblar sus nuevas laderas. Juan, Benito y Raul, operarios del Vivero, nos contaron su día a día en estas tareas al cuidado de las pequeñas hayas, pinos, abetos de Douglas, cerezos, arces, loros, acebos, fresnos, robles albares, nogales... La cosa no se quedó en contar, sino también en hacer: cogimos unas semillas de abetos y hayas del secadero, se preparó un renque con el tractor, se trazaron las lineas de plantación, se sembró y se cubrió con arena... Una jornada muy completa.

Después de una húmeda mañana participando de la vida del bosque y ya con hambre, bajamos al Albergue del Molino Viejo de Ezcaray y nos recibió Manu para explicarnos la casa, las habitaciones, los horarios y Montse, la cocinera, nos acogió con una estupenda comida.
Por la tarde, aprovechamos que el sol asomaba a intervalos y dimos un paseo hasta la Ermita de Santa Bárbara, lugar de impresionantes vistas que nos permitieron interpretar el paisaje del Alto Oja a vista de águila.

Regresamos al Albergue y los jóvenes investigadores se juntaron en grupos en función de los colores de las preguntas de la mañana: los verdes sobre cómo es el bosque del Alto Oja, los morados sobre los aprovechamientos que de él se hacen, los naranjas sobre el Vivero y los rojos sobre el incendio. Así pues, alumnos y alumnas de primaria y de la ESO, mezclados, pusieron en común las preguntas-respuestas de cada uno, las organizaron conceptualmente, y las plasmaron en unos murales con los que contaron a los demás sus conclusiones al respecto de cada tema. Fue estupendo el resultado de un trabajo colaborativo e intergeneracional en el que aplicaron el principio: 72 ojos y 72 manos...

Al día siguiente se levantaron dispuestos a disfrutar del Parque de aventura Ojapark, en el Colegio Menesiano de Santo Domingo. Tirolinas, escalada, puentes colgantes, Karts, tiro con arco, pait-ball para los mayores y un entretenido minigolf.  El Alto Oja fue el telón de fondo de una mañana de diversión en la que disfrutaron la parte más lúdica del premio como merecidos ganadores del concurso Youtubosque.
Despues del Parque de Aventura, regresamos al albergue a comer y evaluar la convivencia Forestal. Las opiniones fueron en general muy positivas destacando por encima de todo la convivencia entre los colegios, el Parque de Aventura y lo completa que había sido la experiencia en todos los sentidos. Casi no destacaron aspectos negativos, destacando en algunos caso el mal tiempo o la dureza de la subida a  la Ermita. En general pues, alto grado de satisfacción con la propuesta, tanto por parte de alumnos, como de profesores, así como por parte de la organización de CEHS. Al finalizar era obligado hacer otra vez la pregunta inicial ¿qué es un bosque para tí? ... pero después de la experiencia vivida sus respuestas fueron ligeramente diferentes. 

Muchas gracias a todos los que lo han hecho posible: Felipe, Ángel, Juan, Benito y Raul, Manu y Montse, Enrique, Ana, Jorge y Mari Cruz, Juan Carlos, Gabriel y los monitores de Ojapark.
 A continuación puedes ver un pase con las fotos más interesantes de la convivencia forestal